19 de Octubre: Día Mundial contra el Cáncer de Mama

Día mundial contra el cáncer de mamam

Hoy, 19 de octubre se celebra el Día Mundial contra el Cáncer de Mama, recordándonos la importancia que tiene esta enfermedad tan grave, tanto para las mujeres (más del 99% de los diagnósticos) como para los hombres.

Según la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), el cáncer de mama aparece cuando las células del epitelio glandular se reproducen de forma incontrolada y muy rápidamente, pudiendo viajar a través de la sangre a otras partes del cuerpo, adherirse a los órganos y formar metástasis.

Existen factores de riesgo como la edad, genética, factores reproductivos, cáncer de mama anteriores, densidad de las mamas, consumo de tabaco o alcohol, radiaciones ionizantes u obesidad.

También existen factores de prevención como el ejercicio físico, los hábitos saludables o la alimentación.

Desde Clínica Preventia queremos ayudarte a prevenir el cáncer con una alimentación saludable ofreciéndote una lista de alimentos saludables.

 

Alimentos anticancerígenos que deberías comenzar a consumir:

  • • Limón: Es conocida su riqueza en vitamina C. Además no hay que olvidar que contienen flavonoides, protectores de los capilares sanguíneos que mantienen las membranas permeables y oxigenadas.limon anticancerígeno
  • • Aceite de oliva virgen extra: La grasa Mono insaturada protege del cáncer colon-rectal. Al actuar sobre los ácidos biliares, el aceite de oliva disminuye el riesgo de evolución de la mucosa digestiva a adenoma o carcinoma, sin olvidar que mejora la circulación y oxigenación de todos los tejidos al mantener flexibles las arterias.
  • • Canela: Es una especia muy recomendada para mejorar los problemas de circulación y muy beneficiosa para las personas con diabetes, ya que ayuda a controlar los niveles de glucosa en sangre.
  • • Yogurt: Las bacterias beneficiosas que contiene el yogurt regeneran la flora intestinal y evitan la aparición de productos tóxicos en la digestión. Muy útil para prevenir el cáncer de colon, pero se recomienda para todo tipo de tumores.
  • • Aceite de coco: Proporciona alivio a los problemas renales, de la misma manera que es un buen aliado de la presión arterial y, en consecuencia, contra las enfermedades cardiacas. Ayuda a mejorar la calidad dental y la resistencia de los huesos. Pero además, es especialmente relevante su efecto antimicrobiano, antioxidante, y sus cualidades como calmante.
  • • Cúrcuma: Más concretamente, la curcumina, su ingrediente activo principal, continúa brillando como un imponente ‘súper alimento’ anti-cáncer, con una amplia gama de beneficios tangibles para la salud, incluyendo su capacidad de inducir la muerte de células cancerosas y prevenir la cirrosis.
  • • Pimienta negra:  tiene antioxidantes que colaboran en la lucha contra el cáncer, problemas de hígado y enfermedades cardiovasculares.
  • • Té verde: Contiene polifenoles, que anulan los efectos de las nitrosaminas y tiene poderes antioxidantes. Es un poderoso protector contra las radiaciones ambientales.te-verde anticancerígeno
  • • Setas chinas: Las setas tipo maitake, shiitake y reishi se utilizan en la medicina tradicional china para reforzar el sistema inmune por la presencia de unos compuestos llamados beta-glucanos, que estimulan la fabricación de interferón natural, un eficaz anticancerígeno.
  • • Coles: El brócoli, repollo, coliflor, berros y rábano no deben faltar en la mesa, son un cóctel antitumoral, refuerzan las defensas, eliminan los radicales libres y protegen las células.
  • • Ajo y cebolla: El ajo y la cebolla contienen alicina, un compuesto rico en azufre que actúa como depurador del hígado, eliminando las sustancias tóxicas que se acumulan en la sangre y tejidos. Además el ajo se une a las toxinas, neutralizando sus efectos en las células.
  • • Algas: Son depurativas, ricas en minerales y vitaminas y contienen fibra. Las algas son una comida habitual en países como Japón, con una baja incidencia de cáncer de mama. Algunos especialistas las recomiendan para ayudar a eliminar los efectos secundarios del tratamiento con quimioterapia y radioterapia por sus efectos reforzadores del sistema inmunológico.
  • • Frutos secos: Las nueces, avellanas, almendras y pipas de girasol son una fuente de vitaminas B y E, y minerales como el magnesio, manganeso, selenio y zinc. Con una pequeña cantidad se asegura un buen aporte de antioxidantes.frutos-secos anticancerígeno
  • • Agua: Aunque no le otorgue a nuestro cuerpo nutrientes o vitaminas, es un poderoso líquido que la naturaleza nos ha dado. Sin el agua, no podemos vivir. Si no tomamos la suficiente cantidad de agua, podremos sufrir de estreñimiento, acumular toxinas en nuestra sangre, nuestro metabolismo podría sufrir trastornos, deshidratación, nuestra carga de electrolitos puede verse afectada.

 

 

La clave para evitar la proliferación del cáncer está en incluir estos alimentos en la dieta, pero sin excederse y siempre bajo supervisión facultativa, sin desechar los tratamientos farmacológicos.