Todo lo que debes saber sobre la dieta alcalina

todo-lo-que-debes-saber-sobre-la-dieta-alcalina

Un factor a tener en cuenta entre los pacientes con cáncer, es que deberían ser informados de que la alimentación es su primera y mejor defensa cuando comienzan el camino de curación del cáncer.

En su lugar, la información alimentaria que se les da a los pacientes es tardía, y usualmente incluye alimentos y técnicas de preparación de comidas que son promotoras conocidas del avance del cáncer.
Deberían de proveerse de información sobre cómo cambiar a una dieta alcalina, compuesta principalmente por vegetales, con una pequeña cantidad de frutas, granos y proteína.

Esta dieta es similar a la dieta cetogénica, pero con mayor reducción en el consumo total de proteína así como de granos, grasas procesadas y azúcar, para ayudar a controlar la inflamación en el cuerpo.

El estilo de vida de las sociedades actuales, más concretamente en los países occidentales, no se presta a una dieta anti-cancerígena y alcalina. Los productos que venden en las tiendas y supermercados, comidas de microondas y comida rápida dominan el menú diario de miles de personas cada día. Ni que decir tiene que estos alimentos no son óptimos para los pacientes con cáncer, de hecho podríamos decir que son bastante perjudiciales para todos ellos.

De hecho lo que los pacientes de cáncer deben hacer es regresar a comer de la forma en la que se hacía antes: comida fresca, de temporada, preparada de manera simple y de manera natural.
Ejemplo de ello es la dieta alcalina, que está compuesta principalmente de vegetales de hojas verdes, hierbas y especias, vegetales de raíz, cebollas, ajos, puerros y cebollines, brócoli, coliflor y calabazas, frijoles, lentejas, chícharos, nueces y semillas, combinadas con una pequeña cantidad (una taza o dos por día) de granos libres de gluten como el arroz.
Una porción de pescado limpio, aves de corral o res alimentada con pasto, varias veces por semana, pueden ser también parte de una dieta alcalina.

Otro aspecto a tener en cuenta es que debe eliminar el azúcar de su dieta, porque el metabolismo del azúcar crea ácido, el cual también apoya al avance del cáncer.

Los granos con gluten causan inflamación. La inflamación promueve el avance del cáncer. Esto significa evitar granos altos en gluten como el trigo o centeno, incluyendo a los granos enteros.

En referencia a las bebidas también tiene que tener en cuenta que debe eliminar el consumo de alcohol. También es bueno que elimine el consumo de zumo de fruta en botella ya que tienen concentraciones altas de azúcar y muchas forman bastante ácido.
Reduzca el consumo de café a una taza diaria o menos y aumente el consumo de agua limpia, té verde, tés de salvia y jengibre.

Programa ONCO+

programa-onco-plus

PROGRAMA MÉDICO COMPLEMENTARIO
AL TRATAMIENTO ONCOLÓGICO

El Centro Médico Preventia propone “algo más” y anima a que pensemos que siempre SE PUEDE HACER MÁS.

Las investigaciones más recientes en torno al cáncer han demostrado que la dieta cetogénica combinada con la terapia de oxigenación hiperbárica contribuye al éxito del tratamiento oncológico y optimizan su eficacia.

El Centro Médico Preventia propone un programa médico complementario de 6 semanas destinado a organizar la alimentación del paciente al objeto de lograr el estado metabólico deseado, junto con la aplicación de varias sesiones semanales de cámara hiperbárica. Este programa complementario, sin efectos secundarios, no tóxico y sin contraindicaciones incrementa la eficacia del tratamiento médico convencional.

El programa ONCO+ se fundamenta en tres acciones:

  • Disminuir los recursos energéticos de las células cancerígenas.
  • Producir daños en la estructura de las células cancerígenas.
  • Reducir la vascularización tumoral.

Durante el programa el paciente y sus familiares recibirán formación y talleres, tratando cada caso desde el punto de vista psicológico y físico.

más información www.preventiahbo.com

¿El mejor medicamento? La alimentación

el-mejor-medicamento-la-alimentacion

MICROINMUNONUTRICIÓN:
¿POR QUÉ ES TAN IMPORTANTE LA FLORA INTESTINAL?

La biota intestinal, más conocida como flora intestinal, es el conjunto de bacterias que habitan nuestro intestino. La mayoría de estos microorganismos no son dañinos, sino que muchos de ellos son beneficiosos y necesarios para gozar de salud, suponiendo así una simbiosis entre “los habitantes” -las bacterias- y “el anfitrión” -la persona.

El problema viene cuando tenemos carencia de esas bacterias beneficiosas: nos encontramos mal, con diversas dolencias, pero no reparamos en que el inicio puede ser nuestro intestino. Así lo afirma el National Institute of Health, advirtiendo que una reducción en el número de bacterias beneficiosas puede acarrear trastornos muy diversos como obesidad, alergias, diabetes o asma; además de problemas digestivos. Y es que muchos de nosotros tenemos carencia de estos microorganismos positivos que habitan en nuestro intestino y no somos conscientes del problema que esto supone.

En el ecosistema microbiótico encontramos bacterias nativas, que están ahí desde el primer año de vida; y otras llamadas “de tránsito”, que las adquirimos diariamente con los alimentos. Aquí, en la alimentación, parece ser donde está la clave, ya que una alimentación consciente, controlada y supervisada nos ayuda a adquirir esas bacterias que nos faltan y devolver el equilibrio a la flora intestinal y, por lo tanto, solucionar esos trastornos motivados por deficiencias microbióticas.

En la unidad de Microinmunonutrición del Centro Médico Preventia podemos ayudarte a mejorar tu salud desde lo más básico y esencial: la alimentación. Así, centrándonos en las carencias nutricionales de nuestro organismo a nivel celular, podemos advertir qué nutrientes son los que cada cual necesita para llevar a cabo un normal proceso metabólico, de digestión y de defensa – las tres funciones de la flora intestinal: trófica, metabólica y de protección [1]-, y proponerte una dieta y suplementos vitamínicos específicos para devolver el equilibrio a tu flora intestinal, a tu cuerpo y a tu vida.

Porque, si somos lo que comemos, debemos prestar a la alimentación la atención que merece, y en Preventia podemos ayudarte a hacerlo. Si quieres más información sobre nuestro equipo médico de Microinmunonutrición visita este apartado de la web o escríbenos.

[1] “Papel de la flora intestinal en la salud y en la enfermedad”, F. Guarner, Unidad de Investigación de Aparato Digestivo. Hospital Universitari Vall d’Hebron, Nutr Hosp. 2007;22(Supl. 2):14-9